miércoles, 3 de octubre de 2007

El lugar en la historia

Mi padre me explicó una vez que hay tres clases de hombres: los que cuentan su historia, los que no la cuentan, y los que no la tienen.

Lo que no me dijo (y descubriría yo solita unos años más tarde) es que también hay tres clases de mujeres: las que actúan en esa historia, las que presencian la escena de lejos, y aquellas que escuchan a los hombres narrarles historias en las que siempre aparecen otras.

Tomo prestada una explicación que me permite entender tantas cosas. Y ahora, habrá que cambiar de lugar en la historia. Me encanta el cine, y el teatro, y los libros... disfruto viendo, escuchando, soñando... pero aún recuerdo cómo hace siglos vibraba al subir al escenario... Quiero volver a ser protagonista, de mi vida, de la vida.

4 comentarios:

Ciudad de Paris dijo...

Ha sido un placer descubrirte. Me ha gustado este post, define muy bien a algunas personas.

Te has ganado una nueva comentarista.Besos

Pd.- Unas fotos preciosas, mucho gusto enfocando

Ahora soy Luz... dijo...

Hay otro tipo de mujeres, las que viven su propia historia, las que existen por sí mismas, no porque otros las nombren. Son las mujeres autosuficientes, las guerreras, las valientes, las luchadoras, las que confían en sí mismas, las que aman con el corazón y no con la cabeza, las que apuestan, las que arriesgan, las que tarde o temprano, siempre acaban consiguiendo lo que se proponen.

Un abrazo de Amazona

Pequena dijo...

Adelante!
Un abrazo.

Palaroide dijo...

Y hay tambien las que no comparten el protagonismo de su historia!

Lo importante no es ser protagonista. Es hacer lo que nos apetece...

adri