lunes, 8 de octubre de 2007

Rompecabezas

Me gusta hacer rompecabezas. Me tranquiliza concentrarme en ir buscando cada una de las piezas, examinarlas con cuidado y buscar el hueco en el que encajan. A pesar de lo impaciente que pueda ser para otras cosas, puedo pasarme horas y horas buscando, moviendo, girando, probando...

Y a veces tengo la sensación de que la vida, o al menos mi vida, es también como un puzle, con miles de minúsculas piezas que están desperdigadas y que hay que hacer encajar en su lugar. Y, al igual que con al pasatiempo, cuando más complejo, de más piezas... mejor.

Lo que pasa es que, según voy completando el puzle, o al menos grandes partes, es como si un niño travieso se divirtiese en deshacerlo, en mezclar de nuevo todas las fichas, para obligarme a empezar de nuevo.

Y así paso el tiempo, recomponiendo la vida, pieza a pieza, empezando nuevos ciclos. Es duro reconstruir, asusta cada nuevo comienzo, da vértigo asomarse al abismo al que hay que lanzarse.

Pero, igual que cuando se empieza un nuevo juego, se recuerdan las claves que da la experiencia (buscar las esquinas, luego los bordes, agrupar en montoncitos las piezas iguales...), trato de hacerlo sin olvidar lo aprendido, con el corazón y la mente abiertos para absorber nuevas enseñanzas.

Y así estoy ahora empezando de nuevo a montar las piececitas de mi rompecabezas. Iré paso a paso, con calma, procurando terminar áreas pero sin dejar de ver el resto de piezas que quedan sueltas, hasta que un día logre rellenar todos los huecos, encajar todas las piezas y dejar ver la imagen escondida que hay debajo.

4 comentarios:

Ahora soy Luz... dijo...

Y mientras tanto, no dejes de disfrutar con cada una de las piezas que coloques. Saborea cada encuentro, cada hallazgo. Pues pieza a pieza es como se logran los triunfos.

Un abrazo coincidente, está claro...

Berenice dijo...

Tu no eres una hacedora de puzles.. eres un ave fenix que se recompone a si misma a cada rato. Y para eso hay que ser muy fuerte.. tu lo eres, no me cabe duda.

Mucha suerte en este nuevo nacimiento.. seguro que te vá fenomenal en esta nueva etapa.

Stirga dijo...

Gracias, intento poner cada cosa en su sitio con la fuerza y los consejos que dan los buenos amigos. Sin eso, no sería posible.

Ciudad de París dijo...

Un simil precioso. En mi vida también ocurre, a veces aparece una pieza que parece que no encaja por ningún lugar, pero luego encuentra su sitio y queda perfecta.

Besos